REGLAMENTO DE LOS REQUISITOS HIGIÉNICO-SANITARIOS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

¿POR QUÉ NO DEBES TATUAR EN TU CASA?

En primer lugar, para realizar cualquier tipo de actividad por la que estás recibiendo una retribución, debe estar acompañada por los permisos del ayuntamiento de tu localidad en los cuales certifica que estás dado de alta en una actividad económica. Además, necesitas un certificado de adecuación por parte de Sanidad en el que se estipule que el espacio cumple las medidas sanitarias obligatorias. Esas medidas y la normativa están recogidas en el Decreto 141/2010, de 27 de octubre, por el que aprueba el Reglamento por el que se establecen los requisitos higiénico-sanitarios de las actividades de tatuaje, micropigmentación, perforación u otras técnicas similares de decoración corporal (BOPA de 17 de noviembre de 2010).

 

REGLAMENTO DE LOS REQUISITOS HIGIÉNICO-SANITARIOS DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

El inspector/a de Sanidad

Es importante leerlo detenidamente y preguntar las dudas que surjan al inspector de Sanidad de nuestra zona, que es el que va a evaluar nuestro espacio. Una casa particular no puede obtener los permisos necesarios. Por lo tanto, hay que ejercer necesariamente en estudios, en centros de negocios para tatuadores o abrir un estudio propio. De lo contrario, la actividad será considerada ilegal, por mucho que el tatuador sea cuidadoso y limpio.

¿O es que un médico se pondría a operar a un paciente en el salón de su casa?

Sería un delito contra la sanidad pública, una actividad peligrosa. ¿No lo denunciaríais, como profesionales del sector, perjudicados por esa mala praxis? Seguiría siendo ilegal incluso aunque todo saliera bien. Los tatuadores son el mismo caso: un tatuador no puede tatuar en un espacio clandestino, sin estar amparado por la ley.

Sabemos que las normas, en algunos puntos, no son muy justas, que el Gobierno procura más por recaudar que por el beneficio de los ciudadanos, que desconocen cómo funciona el mundo del tattoo pero, repetimos, nos guste o no, tatuar en casa NO es legal.

Fuente: tattoomagazine.es